epidemia.org.

epidemia.org.

Hendra: un virus emergente en Australia transmitido por caballos

Hendra: un virus emergente en Australia transmitido por caballos

Introducción

El virus Hendra es un virus emergente en Australia que ha sido identificado como un grave riesgo para la salud pública. El virus fue descubierto en 1994 en una granja cerca de Brisbane, y desde entonces ha habido varios brotes en Australia. El virus se transmite de los caballos a los seres humanos y puede ser fatal. En este artículo, exploraremos más sobre el virus Hendra, cómo se propaga y qué precauciones se deben tomar para evitar la infección.

¿Qué es el virus Hendra?

El virus Hendra es un virus de la familia Paramyxoviridae. Fue descubierto por primera vez en Australia en 1994 en una granja cerca de Brisbane. El virus debe su nombre a la localidad donde se identificó por primera vez el virus. El virus es una zoonosis, lo que significa que se origina en animales y se transmite a los humanos. El virus se transmite a los humanos principalmente por el contacto cercano con caballos infectados.

¿Cómo se propaga el virus?

El virus Hendra se propaga principalmente por el contacto cercano con caballos infectados. Cuando un caballo está infectado con el virus, puede desarrollar fiebre, dificultades respiratorias y otros síntomas. Cuando un ser humano entra en contacto con un caballo infectado, la transmisión del virus puede ocurrir a través del contacto con sangre, saliva, mucosidad o al respirar el aire alrededor del caballo infectado. También se ha demostrado que el virus se puede transmitir de un caballo a otro.

Síntomas del virus Hendra

Los síntomas del virus Hendra en seres humanos pueden variar, pero generalmente incluyen fiebre, dolores musculares, dolores de cabeza, tos y dificultades respiratorias. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, encefalitis y otros problemas. El virus puede ser fatal, con una tasa de mortalidad de aproximadamente el 50%.

¿Cómo se puede prevenir la infección del virus Hendra?

La prevención de la infección de Hendra implica medidas preventivas para reducir la exposición al virus. Las personas que trabajan con caballos deben tomar precauciones para reducir la exposición a los caballos infectados, especialmente durante los períodos de brote del virus. Las medidas preventivas pueden incluir:
  • Evitar el contacto con caballos infectados
  • Usar equipo de protección personal, como guantes, mangueras y gafas
  • Seguir las prácticas de higiene adecuadas, como lavarse las manos regularmente
  • Seguir las recomendaciones de las autoridades locales de salud pública

Tratamiento de la infección del virus Hendra

No hay un tratamiento específico para la infección del virus Hendra. En general, el tratamiento se centra en el apoyo vital a los pacientes infectados. Los pacientes infectados pueden necesitar tratamiento para la neumonía, así como para otros síntomas. La mayoría de las personas infectadas con el virus Hendra requerirán atención hospitalaria.

Conclusiones

En conclusión, el virus Hendra sigue siendo una amenaza emergente en Australia. Es importante tomar medidas preventivas para reducir la exposición a los caballos infectados. La prevención es clave para evitar la propagación del virus a los seres humanos y para salvaguardar la salud pública. Si alguien presenta síntomas similares a los del virus Hendra después de haber estado en contacto con caballos infectados, debe buscar atención médica de inmediato.