epidemia.org.

epidemia.org.

¿Cómo funcionan las vacunas y cómo nos protegen de las enfermedades?

Introducción

Las vacunas son uno de los avances más importantes en la prevención de enfermedades infecciosas. Desde su invención a finales del siglo XVIII, han ayudado a prevenir millones de casos de enfermedades que antes eran mortales. En este artículo, vamos a explorar cómo funcionan las vacunas y cómo nos protegen de las enfermedades.

¿Qué es una vacuna?

Una vacuna es una preparación que contiene una forma muerta o debilitada de un microorganismo o una parte del mismo que provoca una respuesta inmunitaria en el cuerpo. Cuando una persona recibe una vacuna, su sistema inmunológico reconoce el microorganismo o la parte de él y produce anticuerpos para combatirlo.

Tipos de vacunas

Existen varios tipos de vacunas, incluyendo:
  • Vacunas inactivadas: Estas contienen el microorganismo entero que ha sido muerto, de manera que no puede causar enfermedad. Ejemplos incluyen la vacuna contra la gripe y la vacuna contra la polio inactivada.
  • Vacunas vivas atenuadas: Estas contienen el microorganismo que ha sido debilitado de manera que puede reproducirse pero no causar enfermedad. Ejemplos incluyen la vacuna contra la varicela y la vacuna contra el sarampión.
  • Vacunas de subunidades: Estas contienen solo una parte del microorganismo, como una proteína o un polisacárido. Ejemplos incluyen la vacuna contra el Haemophilus influenzae tipo B y la vacuna contra el VPH.

Cómo funcionan las vacunas

Cuando una persona recibe una vacuna, su sistema inmunológico reconoce el microorganismo o la parte del mismo y produce anticuerpos para combatirlo. Estos anticuerpos son proteínas que se adhieren al microorganismo o a la parte del mismo y lo marcan para su destrucción. Una vez que el cuerpo ha producido anticuerpos contra el microorganismo o la parte del mismo, si la persona se expone más tarde a una versión activa del microorganismo, su sistema inmunológico estará preparado para destruirlo.

¿Cómo nos protegen las vacunas de las enfermedades?

Las vacunas nos protegen de las enfermedades de varias maneras. En primer lugar, nos protegen individualmente al prevenir la infección. En segundo lugar, nos protegen como sociedad al reducir la propagación de la enfermedad y, por lo tanto, reducir la cantidad de personas que necesitan tratamiento médico y la cantidad de muertes relacionadas con la enfermedad.

Inmunidad colectiva

La inmunidad colectiva se refiere a la protección de toda una comunidad contra una enfermedad infecciosa debido a la alta tasa de vacunación en esa comunidad. Cuanto más alta sea la tasa de vacunación, menor será la posibilidad de que alguien que no esté vacunado se exponga al microorganismo o a la parte del mismo. Por lo tanto, la inmunidad colectiva es crucial para proteger a las personas que no pueden recibir ciertas vacunas debido a alergias o a problemas médicos.

Beneficios y riesgos de las vacunas

Los beneficios de las vacunas son claros: previenen enfermedades potencialmente mortales y reducen la propagación de la enfermedad. Sin embargo, como con cualquier medicamento, existen algunos riesgos asociados con las vacunas. Los efectos secundarios comunes incluyen dolor en el lugar de la inyección, fiebre y dolor de cabeza. Los efectos secundarios graves son extremadamente raros, pero pueden incluir una reacción alérgica grave.

Fraudes y mitos sobre las vacunas

Hay muchos fraudes y mitos sobre las vacunas, especialmente en internet y en las redes sociales. Uno de los mitos más comunes es que las vacunas causan autismo. Esta afirmación fue completamente desacreditada por una gran cantidad de estudios científicos, pero aún sigue siendo popular en algunos círculos antivacunas. Es importante confiar en fuentes confiables, como los organismos gubernamentales de salud, para obtener información precisa y bien investigada sobre las vacunas.

Conclusiones

Las vacunas son una herramienta poderosa en la prevención de enfermedades infecciosas. Funcionan al estimular el sistema inmunológico del cuerpo para producir anticuerpos contra microorganismos o partes de los mismos. Las vacunas no solo nos protegen individualmente, sino que también protegen a la sociedad mediante la reducción de la propagación de la enfermedad. Es importante confiar en fuentes confiables de información para obtener información precisa y bien investigada sobre las vacunas. Con una tasa de vacunación adecuada, podemos proteger a toda nuestra comunidad.