epidemia.org.

epidemia.org.

¿Qué es la transmisión por contacto?: riesgos y precauciones

La Transmisión por Contacto

La transmisión por contacto es una forma de propagación de enfermedades infecciosas causadas por microorganismos, que ocurre cuando se produce el contacto directo o indirecto con una persona o superficie contaminada.

Tipos de Transmisión por Contacto:

  • Contacto Directo: Se produce cuando hay un contacto físico directo entre una persona infectada y una persona sana. Ejemplos de esto incluyen contacto sexual, besos, contacto cuerpo a cuerpo en deportes de contacto y otros.
  • Contacto Indirecto: Se produce cuando una persona sana entra en contacto con una superficie infectada por un microorganismo, como una manija de puerta, una mesa o cualquier otra superficie.
  • Transmisión Vehiculizada: Es una forma especial de transmisión indirecta y ocurre cuando un objeto contaminado se usa como vehículo para la propagación de la enfermedad. Ejemplos de esto incluyen comida, agua o insectos como mosquitos y garrapatas.

Riesgos de la Transmisión por Contacto:

El riesgo de transmisión por contacto depende de varios factores, incluida la duración y la intensidad del contacto, la cantidad de microorganismos presentes en la fuente infecciosa, la salud y la inmunidad del huésped y el nivel de higiene y desinfección del ambiente.

Además, la transmisión por contacto es particularmente peligrosa en situaciones en las que las personas están en contacto cercano y prolongado con personas infectadas, como en hospitales, hogares de ancianos y cárceles, así como entre personas que viven en condiciones de hacinamiento o tienen acceso limitado a servicios de salud.

Precauciones para Prevenir la Transmisión:

Para prevenir la transmisión por contacto, es importante seguir prácticas de higiene adecuadas. Aquí hay algunas medidas de precaución que pueden ayudar a reducir el riesgo:

  • Lavado de manos: Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente es la medida más importante para evitar la transmisión. Se recomienda lavarse con jabón y agua corriente durante al menos 20 segundos.
  • Uso de Desinfectantes: Los desinfectantes para manos a base de alcohol y los desinfectantes para superficies que matan los gérmenes pueden ayudar a reducir la propagación de enfermedades.
  • Control de Infecciones: Hospitales, hogares de ancianos y otras instalaciones de atención médica deben tener protocolos de control de infecciones para prevenir la propagación de enfermedades infecciosas.
  • Uso de Protección: Los profesionales de la salud que están en contacto cercano con personas infectadas, como médicos y enfermeras, deben usar equipo de protección personal, incluyendo mascarillas faciales, guantes y batas.
  • Limpieza y Desinfección: Mantener las superficies y objetos limpios y desinfectados es importante para reducir el riesgo de contacto. Es importante limpiar un objeto o superficie con agua y jabón antes de desinfectarla.
  • Aislamiento: En situaciones donde la transmisión es particularmente riesgosa, como en casos de enfermedades altamente contagiosas, se puede requerir un aislamiento para frenar la propagación de la enfermedad.

Conclusión:

La transmisión por contacto es una forma común de propagación de enfermedades infecciosas causadas por microorganismos. El riesgo de transmisión por contacto puede reducirse siguiendo las medidas preventivas, como el lavado de manos, la desinfección y el uso de equipos de protección personal. Además, el control de infecciones y la limpieza y desinfección adecuados pueden ayudar a evitar la propagación.